aiera
TRES PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE: EL TEMA DJAI, EL FALLO DE LA OMC, Y LA ADMINISTRACION DEL COMERCIO EXTERIOR EN GENERAL
 

El gerente de AIERA Lic. Adriano Defina se refiere a un tema de gran actualidad en el comercio exterior argentino.

Cómo impactó en los sectores representados por AIERA la implementación de  las DJAI?

Nuestra entidad esta integrada por PYMES exportadoras e importadoras y es de carácter multisectorial,  es decir nuestras empresas pertenecen a diversas ramas de la industria. Ante este doble carácter las respuestas son muy distintas: en general la mayoría de nuestros asociados  importa insumos para la producción a los que, junto a otros insumos,  les agregan valor para  luego exportar sus  productos terminados. Si la empresa importa productos considerados sensibles para el gobierno (producidos en el país)   en general tiene demoras a veces muy grandes lo que termina afectando su proceso productivo y la marcha de la empresa en sí. En ese caso se hace muy difícil hacer cualquier proyección a futuro y la unidad productiva debe ir adaptándose en función de las DJAIS que va obteniendo. En este caso el panorama es angustiante cuando la DJAI tarda en ser aprobada. Si el socio importa insumos no sensibles, no tiene mayores problemas. De todos modos AIERA cuenta, para los casos de demoras con las DJAIS con la posibilidad de avalar o refrendar el pedido ante la Secretaría de Comercio mediante un mecanismo web con el organismo público. Sí señalamos que el ritmo de aprobación no es regular, puesto que observamos que hay períodos en que es más difícil la aprobación de los formularios de ingreso, y en otros las aprobaciones son más corrientes. Pero en general el balance en nuestro caso – dadas las particulares características productivas  de nuestras empresas socias -  es bastante satisfactorio teniendo en cuenta que la mayor parte de nuestros asociados no tienen grandes problemas de aprobación, y los que sí tienen vamos actuando con ellos y  se van resolviendo en general con los reclamos que hacemos. Por supuesto en este caso la empresa debe cumplir previamente con los requisitos establecidos por los organismos públicos, como la presentación del plan y estar en regla en el aspecto fiscal.


Ante la aceptación del fallo de la OMC por parte del gobierno nacional ¿Qué medidas proponer para proteger la producción nacional de la competencia desleal, así como la actividad de los fabricantes locales que requieren en sus procesos la incorporación de bienes de capital, partes y/o componentes importados?

Las medidas para restringir importaciones desmedidas y defender la industria argentina son muchas y bastante conocidas. Nuestra entidad siempre sostuvo la defensa de la industria nacional, desde su fundación hace casi medio siglo (el año que viene cumpliremos 50 años). Casualmente hace muy poco tiempo hemos realizado una consulta interna del mismo tenor a nuestros socios,  y nos han respondido con un mix de las medidas enunciadas, y sobre todo han señalado mayoritariamente que es necesario proteger la industria nacional pero con acciones inteligentes y previsibles  que no terminen afectando la provisión de insumos indispensables para el proceso productivo. Es un tema muy complejo en el cual el próximo gobierno tendrá que poner la máxima atención, porque es fundamental que las medidas que tome aseguren la previsibilidad necesaria que requiere todo proceso productivo. Aclarado esto, ningún país que posea industria nacional y la desee desarrollar como en nuestro caso puede prescindir de la aplicación de medidas de protección. Pero con las DJAIS, - motivo del fallo de la OMC -  el gobierno también las utiliza para administrar sus divisas, porque no cuenta con muchas reservas y no tiene acceso al crédito barato, por lo tanto depende casi exclusivamente de las divisas que resultan de su comercio exterior, es decir el problema original es la “restricción externa”  que es crónica en nuestro país: por cada punto de crecimiento del PBI argentino crecen 3 puntos las importaciones, esa relación despareja lleva al ahogo de divisas. Es una paradoja pero cuanto más crecemos más dólares necesitamos para las importaciones, esto será así  hasta que no haya un cambio radical de nuestra estructura económica. Es por ello que AIERA, al margen de las alternativas que nuestro país encuentre para cumplir con el fallo de la OMC,  sostiene  que lo que hace falta es un plan integral de  largo plazo para desarrollar las exportaciones con valor agregado, para que las mismas sean sustentables en la generación de divisas y poder combatir la restricción externa a la que nos conduce nuestra economía periódicamente. Nuestra entidad presentó publicamente hace poco la siguiente propuesta al respecto: http://aiera.org/link/PlanparaelEquilibrioComercialIndustrial.pdf . El Documento contiene nuestras iniciativas para lograr el equilibrio del sector industrial en el largo plazo, a través del fuerte impulso a la exportación de valor agregado y la sustitución de importaciones de bienes industriales. Para incrementar las exportaciones con valor agregado es fundamental darles beneficios a los exportadores, crear un fondo para beneficiar a las economías regionales y a las PYMES, y establecer mecanismos para acceder al crédito en forma accesible. Si vamos en esa dirección,  que es la del desarrollo de nuestra industria con la incorporación de cada vez más tecnología, y la incorporación de ese valor agregado a nuestras exportaciones, a largo plazo dejaremos de pensar en las DJAIS, los aranceles, las licencias no automáticas, los requisitos técnicos y otras medidas similares.
 

Por qué es necesario mantener la administración del Comercio Exterior?

En principio, y en esto creo  que hay un acuerdo generalizado, no hay país en el mundo que tenga  industria propia que no administre su comercio exterior. Es fundamental regular el comercio exterior para crear y sostener las condiciones necesarias para que esa industria primero se incube y luego crezca; así lo han hecho todos los países desarrollados y lo siguen haciendo junto a los países de desarrollo intermedio como es nuestro caso. Esto es por principio, pero si a la vez le sumamos las actuales condiciones por las que atraviesa el comercio mundial, signado por una crisis de demanda y el excedente de mercadería circulando con el objeto de introducirla en países con economías abiertas, la necesidad de regular las importaciones resulta imprescindible. Si se abrieran totalmente las importaciones, en las actuales circunstancias,  se acentuaría más nuestra restricción externa, vendría el ahogo de divisas y a la Argentina no le quedaría otra opción que endeudarse como lamentablemente ya ha ocurrido, para luego tener que devolver ese dinero  más los intereses, entrando en ese círculo vicioso nefasto para la economía del país. Pero la escasez de divisas tiene que ver también con la caída de las exportaciones argentinas por diversos factores, entre ellos la pérdida de competitividad, la caída de los precios de los commodities que exportamos,  la caída de la demanda de los principales países de la región, y Brasil especialmente a los que Argentina habitualmente les exporta sus productos con valor agregado; todo redunda en menos divisas por lo cual es inevitable administrar el comercio exterior vía importaciones. Ahora bien AIERA, si bien reconoce esta situación, lo que propone es que el gobierno tome  medidas para contribuir a solucionar esta problemática pero vía exportaciones, es decir impulsando un plan integral de exportaciones (ver en el link
http://aiera.org/link/PropuestadeAIERAAumentarlasExportacionesconvalorAgregado.pdf.pdf ) para generar las divisas que nos hacen falta para que nuestra economía funcione  de mejor modo. Pero nosotros  nos centramos especialmente en las exportaciones con valor agregado porque son las que, cuando crecen, son más estables y duraderas porque no dependen de los vaivenes de los precios internacionales como ocurre con los productos primarios. Además cuando se ganan mercados externos con productos industriales éstos son más estables y duraderos asegurando de este modo el regular ingreso de divisas para el país.


Lic. Adriano De Fina
Gerente
A.I.E.R.A.
Noviembre 2015.



Volver al Newsletter